07 Feb LA FALSA INFLUENCER: @almu_ripamonti. EL DOCUMENTAL

CÓMO GANAR MÁS SEGUIDORES Y LIKES EN INSTAGRAM.

La falta de regulación y control en el mundo de los influencers ha provocado distintas formas de fraude que a veces ni marcas ni agencias saben controlar. Cada vez es más fácil y económico “inflar” perfiles de manera artificial comprando seguidores, me gustas o comentarios, para hacerlos más atractivos, lo que provoca que un elevado porcentaje de influencer cometan irregularidades para aprovecharse de esta situación.

El precio de lo que puede llegar a cobrar un influencer viene principalmente determinado por el tamaño de su comunidad. Cuanto más grande, más dinero. Muchas marcas y agencias viven ajenas a este fenómeno y no analizan de manera profesional la calidad de la audiencia de cada perfil con el que trabajan, fijándose en números que en ocasiones difieren de la realidad.

Como agencia especializada en marketing con influencers con un enfoque analítico, desde H2H hemos querido sacar a relucir algunas situaciones de fraude del sector como llamada de atención para que los actores principales empiecen a plantearse este tipo de marketing de otra manera.

 

PROYECTO SIRENA

El pasado mes de octubre, decidimos abrir un perfil en Instagram para “crear” una nueva influencer: @almu_ripamonti. Pero no se trataba de una cuenta personal como puede ser la de cualquiera de nosotros, en este caso creamos una falsa.

Lo hicimos crecer de forma rápida y artificial comprando seguidores, comentarios y “me gustas”. Para pasar desapercibidos en esta práctica, cuidamos mucho el contenido del perfil con fotografías profesionales de gran calidad. Como “influencer” contratamos a una actriz.

Tan sólo 3 semanas después de haber creado el perfil y haber conseguido 30 mil seguidores, agencias y marcas comenzaron a contactar con la “influencer” para la realización de campañas remuneradas e invitaciones a eventos. Sólo se fijaron en el perfil atractivo y en la necesidad de buscar caras nuevas.

 

CREACIÓN DEL REPORTAJE

 Desde el inicio del proyecto grabamos todo el proceso en vídeo (sesiones de fotos, actos en eventos, productos enviados por marcas para colaboraciones…)

Con la colaboración de un grupo de estudiantes de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Málaga, obtuvimos como resultado un reportaje que muestra la realidad del fraude de algunos influencers.

 

3 PUNTOS QUE DESTACAMOS DE LOS INFLUENCERS

  1. Los influencers tienen acceso gratuito (y en ocasiones con una contraprestación económica) a eventos exclusivos, viajes de lujo, etc.
  2. El éxito se puede falsear. Comprar seguidores, “me gusta” y comentarios es una realidad. Para este proyecto, nos gastamos 500€ en adquirir 100 mil seguidores para la falsa influencer. Lo sorprendente fue que tres semanas después lo amortizamos con las campañas realizadas.
  3. No existe ningún tipo de regulación ni control en un sector que mueve más de 9 millones de euros al año en nuestro país. Pero lo más grave de todo, es que sus principales actores (marcas y agencias) no se paran a investigar la calidad e idoneidad de los influencers en los que invierten, por lo que podrían estar siendo víctimas de un fraude.

 

EL GRAN FRAUDE DE LOS INFLUENCERS

Sin comentarios

Deja tu comentario